domingo, 2 de marzo de 2008

Dulce inocencia

Coloreo sonrisas de vida presentes en las calles.

Bailo con el destino, y sigo aquí.

Sigo danzando al ritmo de acordes ligeros y una flauta bordándolo todo. De fondo, la voz de una joven gritando un ''Sin ataduras, mujer'' que se convierte ahora en una canción del no amor.

Moldeo las sonrisas, niños de escasa edad correteando a mi alrededor... ¡Dulce inocencia!

Quiero despertar esta noche, observarla desde sus lejanos recovecos de obscuridad...

...Pues la jaula ata, duerme y mata
[Muerte por vida]
Imagen: Deviantart.com

10 comentarios:

Irina. dijo...

¡Qué bonito!

Me recuerda aquel día en que estuve a punto de seguir a una flauta con más magia y poder que la de Hamelin.

Eso es, fuera jaulas!!

BESOS!!

Markesa Merteuil dijo...

Sin ataduras no tiene por qué implicar el no amor, sino más bien el amor sublime. Cuando se elije libremente amar es cuando realmente se ama. "Y yo no sufro si soy libre a tu vera".

Me encantó este post.

PARANOICO ILUSIONISTA dijo...

Me ganas, me vences y me inclino mil veces a sentir la rafaga de colores que impregnan arcoiris de melodías siempre en tu rincón...
Sigue danzando y sintiendo.
Hoy como siempre y como dice alguien por ahí: salud y rumba.

Mil besos lokos.

Muerte por vida dijo...

Uy, Irina, y por qué no la seguiste? Yo me habría lanzado :p Quien sabe si te hubiera guiado a una dimensión paralela a este mundo...
Besos recibidos ^^

Mmm, tienes razón, Marquesa, pero me chocó mucho que pasara de Bellas con la frase ''Sin ataduras'' a la Canción del No Amor (o conocida también como el Ska de Chiki)
Me alegro de que te guste, y de que te sigas pasando por mi rincón ^^

Y, Paranoico, ni se te ocurra olvidar esa ráfaga, eh? Que cuesta verlo en mí :p
Más besos para tí ^^

Irina. dijo...

Ja,jja,jjaaaa, te encanta preguntar..

No la seguí porque había mucho ruido alrededor y pensé que sonaba "por casualidad". Para saber a dónde me llevaba, me hubiera gustado que hubiese sonado en silencio.

No obstante, si vuelve a sonar, la reconoceré con los ojos cerrados.

;))

Markesa Merteuil dijo...

Tal vez... tal vez porque muchas veces las ataduras nos las ponemos nosotros mismos. Nos atamos a un presunto amor y finalmente ni sabemos qué es el amor en el nombre del cual actuamos. Mejor no definir al amor como tal, sino disfrutar de lo efimero que, como diría Serrano, es eterno mientras dura. No es definible ccomo amor el pico de pasión y de ternura y de... porque no tiene la durabilidad que se le presume al amor, pero es mucho más intenso. No me hagas mucho caso... :-)

Irina. dijo...

Ya toca publicar, no??

Un decir..

Hala, venga!!

Ranzou dijo...

mmm, buen post chica. me ha gustado. Solamente añadirle mi habitual guinda, el mundo es una prisión que puede ser más o menos agradable... forja los barrotes de caramelo o hierro oxidado, tú decides el material con el que forjarte a tí mismo..., por lo que esfuérzate por forjar tus prisiones para poder escapar a mordiscos XDDDDDD.

Eso es todo ;). Besos.

Druid dijo...

Lo malo de bailar con el destino, es que en ocasiones, te pisa los pies... duele.... y cojeamos durante un tiempo.

Lo bueno, es que tambien en ocasiones el baile se convierte en algo maravilloso, y su musica resuena en tus oidos toda la vida.

Bicos.

Muerte por vida dijo...

Markesa... pues a disfrutar de lo intenso, ¿no? Que para algo debemos de existir, digo yo... Muchisimos besos.

Ranzou... yo diría que el problema es que a mis barrotes le lanzaron un conjuro o algo... cuando voy a verlos, se convierten de hierro, pero si me alejo, son de nubes de algodón... Ais! nada como el viento.

Druid... Digo yo, ¿Sería buena idea que la música resonara durante toda la vida? Los griegos, si no recuerdo mal, decían que cuando oíamos una cosa diariamente dejábamos de percibirla... Bienvenido, y gracias por dejar otra chispa de vida en este universo.

Irina... deseos concedidos.


Os dejo infinitos besos de agua.
[Muerte por Vida]