martes, 23 de septiembre de 2008

Juegos infantiles



Escúchame bien, viento: He vuelto.
Ayer fui andando por la tierra que hoy es agua, mientras recordaba todos y cada uno de los parajes, y en un segundo de pensamiento, un hilo de voz los destruía. Me alegro por ellos. Mejor, muertos.

Ahora toca el presente con sus encantos, vidas y rostros. Juegos y descaros... La apatía no puede ser para mi, por mucha ausencia que consigas. Hemos sido aliados y ahora me abandonas.

Tú eliges, cara o cruz. Yo seguiré mi camino, no me hacen efecto tus trampas.

Y esto no es un hasta nunca, es un hasta ahora... ya sabes que yo no puedo guardar rencor.



Vida
Cancion: Tiempo y silencio, Cesarea Evora y Pedro Guerra

4 comentarios:

Irina. dijo...

¡Como siempre precioso, niña! Mereció la pena esperar tanto tiempo.

Fuera la apatía, los apáticos, las trampas y los ausentes que presencias hay a cientos cada día.

En algo me recuerdas a María.. ella me enseñó a no guardar rencor a nadie sin perder la serenidad y sin romper cristales pero sabiendo hacerse una valer.

Buenas ya casi noches,

Un abrazo grande!!

capicúa* dijo...

Al fin algo nuevo, caótica maría (:

PARANOICO ILUSIONISTA dijo...

"SOY UNA SIN SENTIDO" aunque quien es el valiente que otorga los correctos sentidos a la vida. Que buen regalo. Esos ojos pincelados por medem simpre me recordaron a una vida del sur que conocía hace tiempo.

Besos lokos

Muerte por vida dijo...

Irina, pues dile a María que algún día me tiene que dar la fórmula para hacerse valer... porque mi técnica es confiar en el tiempo, y cada día soy más impaciente.

Un peaso de abrazo pa tí tambien.

Capicua... ¿eres consciente de lo que acabas de decir? :p

Paranoico, encantada de nuevo de verte por estos lares... ¿Era feliz la vida sureña?

Besos con tu póquer.