viernes, 14 de diciembre de 2007

Hojas secas

Después del humo negro
hay que ser valiente y despertar
Y vivir
como vive la gente
hay que ser valiente amigo
Yo tengo que volar
Después - Bebe y Los Delinqüentes
Una ventana abierta me estremece, y la cierro.
Mi isla secreta... ¿Por qué la habré abandonado? Allí parecía ser feliz. Aunque, aún me desconciertan las sombras, me gustaría darles un significado pronto. De mientras, tarareo una canción y le grito al aire.
¿Dónde estás, viento?

[Muerte por vida]

3 comentarios:

PARANOICO ILUSIONISTA dijo...

No cierres la ventana, corre a abrirla de nuevo. El viento con sus acordes entrara en tu habitación agitando tus alas para alzar el vuelo que te lleve a tu isla....mirate dentro, encontrarás la luz de tu isla.
Prometo visitarte en ella, si me dejas.

Muerte por vida dijo...

^^ Gracias por dejar un pequeño resto de vida en esta habitación, señor paranoico.
Respecto a mi isla, cuando quiera le hago un tour con los recuerdos de sus hermosas vistas, la verdad es que creo que merecía la pena vivir en ella ;)

Le mando desde aquí besos de agua y unas muchas gracias por sus comentarios ^^

[Muerte por vida]

Ranzou dijo...

¿Por qué poner paredes dónde no las hay?, encerrarte tan solo depende de tí, a mis ojos, vivir en una isla es levantar los muros de tu propia soledad, de tu incompresión, prefiero ser alado por el viento [Como dijo el señor ilusionista] y volar hacia delante sin froteras ni marchas atrás, siendo consciente de los errores que cometí en mi isla para que no se vuelvan a repetir allá a dónde me lleve el destino.